lunes, 17 de marzo de 2008

La realidad le estalla en la cara a Luis Carranza


En menos de 24 horas la inflación galopante le respondió a Luis Carranza. En entrevista concedida al diario El Comercio anunció "estoy seguro de mantener la inflación bajo control". Sin embargo, un día después, datos del mercado demuestran que los precios de los alimentos se han disparado en por lo menos un 25% y que el precio de la vivienda se ha elevado en un promedio de un 12%. Lo más dramático es que la inflación en el Perú ha disparado a los precios en tan sólo una semana.
Gracias a La República tenemos el siguiente cuadro del alza de precios de alimentos:





El ministro Carranza, que a veces pareciera estar pendiente de lo que hace su par en Chile, el ministro Andrés Velasco para imitarlo, está demostrando gran incapacidad.
No estamos adjetivizando al ministro, pero es necesario caracterizar el mal momento que está pasando con el manejo de la economía en el país.
El ministro Carranza bajó aranceles, los alimentos siguieron subiendo.
El ministro Carranza liquidó el SNIP, el festival de corrupción por licitaciones inútiles se ha descentralizado por todo el país.
El ministro Carranza hizo una pésima reforma tributaria, desperdició las facultades delegadas, los efectos se notan en la actualidad.
El ministro Carranza permitió la disminución de sueldos en los altos niveles del Estado, la fuga de talentos se hace sentir.
El ministro Carranza se opone al aumento de sueldos, destruye así las precarias economías familiares de aquellos que todo gastan en comida.
Podríamos nombrar más detalles de la incapacidad del equipo ministerial. Pero no es necesario. El pueblo ya siente los síntomas de un pésimo manejo económico.
La inflación es como un elefante. Cuando empieza a correr nadie le teme, se le ve lento, se le compara con la velocidad de otros animales. Pero cuando agarra fuerza, velocidad, la inercia y la masa del elefante se convierten en un conjunto aterrador, que arrasa todo a su paso.
En estos días los economistas que son consultores del gobierno nos consuelan con que "somos la economía mas baja de América Latina" (sic). Es cierto. Pero también es cierto que es la que más rápido está creciendo. ¿Por qué? porque el MEF y el BCR no están a la altura del reto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El refrán dice "mal de muchos consuelo de tontos", mal hacemos en estar mirando los índices inflacionarios de nuestros vecinos sin preocuparnos y formular medidas que puedan permitirnos manejar nuestra inflación.
No hace falta ser economista para darse cuenta que no hay contingencia.
La inflación de éste més debe ser mucho más alta que la del mes pasado.
El gobierno enfrentará el tema inflacionario seria y tecnicamente o seguira priorizando su gestión en temas como el famoso proyecto de deslinización del agua y otros que la prensa mediática viene publicitando, se le informará al pueblo verdaderamente cuales van ha ser las medidas para poder impedir los altos índices inflacionarios que se nos viene.

Trucupey dijo...

¿cuándo nos vamos a dar cuenta que este gobierno es INCOMPETENTE?
Con el Uno por ciento de la crítica que tenía Toledo este señor Alan garcía ya habría sido vacado.

Enrinando dijo...

y le quita el arancel al caviar, esto es el colmo, asi como al comienzo de su gestion le quitaron el arancel a los yates

Anónimo dijo...

No se metan con el gordito Luis Carranza que es un buen tipo. El es solo un pobre secretario que quiere cumplir fielmente su función.

Anónimo dijo...

O sea que el chavismo-humalismo de izquieda y el toledismo se han aliado para crear desestabilización y pánico entra la gente... Eso de que los precios han subido el 25% no se lo cree nadie a La República...

Lo más curioso es que esta nota de La República sale justo días después de que la chavista Telesur realiza un informe sobre la "ascendenten inflación peruana" y justo cuando la CGTP acuerda hacer una marcha contra la inflación...

Repito, qué pena que me da que el toledismo se haya unido al humalismo en esto... Yo pensaba votar por Toledo en el 2011, porque lo pensaba maduro... Pero con actitudes como esta no volveré a votar por él...