lunes, 10 de marzo de 2008

Un ejemplo de Desarrollo Urbano

En Bogotá, en lo que sería su parte más antigua (un equivalente al Cercado de Lima o el Centro de Quito) se construirá un sendero peatonal, con árboles, miradores, cafés, teatros, librerías, baños, playas de estacionamiento, servicios públicos y todo lo que se pueda hacer para darle nivel al ciudadano.
No se derriban árboles, se protegen. No hay demolición de edificios antiguos, se restauran. No se parchan pistas para más vehículos, se pavimentan para caminantes. Es que en Bogotá hay alcalde y ciudadanos, hay cultura y saben hacerse respetar.
En Lima pasa todo lo contrario. Tenemos un alcalde que con su silencio oculta su complicidad con todos los atropellos urbanos que hay en la capital. Luis Castañeda Lossio ha permitido la desaparición de la Costa Verde en su parte barranquina. Un alcalde de su partido en Jesús María, un tal Luis Ocrospoma, pretende desaparecer jardines para hacer un supermercado. Otro de sus alcaldes en Miraflores, Manuel Masías, permite que desaparezcan hermosos inmuebles antiguos para hacer vulgares cajas de zapatos llamados "edificios de departamentos". Se engaña a la población limeña con obras que no son funcionales. Lima está envuelta en su sicosocial con el lema "Gracias por dejarnos trabajar".
La Avenida Arequipa también ha caído en la farsa de la remodelación. En lugar de mejorarla para los ciudadanos se adecúa para las combis y vehículos de transporte urbano. Si en verdad el señor Luis Castañeda Lossio fuera un alcalde y no un administrador de obras la Avenida Arequipa sería convertida en un Paseo Peatonal, con Ciclo Rutas, con espacios para la lectura, el paseo y la recreación. En lugar de eso salvaje e incultamente se va a convertir en una suerte de vía expresa, con el beneplácito de los colegios de arquitectos y el silencio crítico de los medios de comunicación.
Cada día que pasa Lima se convierte en un pésimo lugar para vivir. Ha caído en las garras del clientelismo: una piscinita por aquí y un hospital por allá. Pero de seguridad, de espacios públicos gratuitos, de playas para todos, de menor prostitución infantil, de mejores parques nada.

2 comentarios:

Calderón dijo...

visto así te doy la razón, Castañeda Losio nos aturde con obritas que son una estafa. Aquí en Barranco nos mintió y se tumbó todos los árboles. pero que hacen pues ustedes los políticos, haga algo.

Anónimo dijo...

Lindo post, es necesario que nos abran los ojos, aquí en Lima hay cualquier cosa menos un alcalde. Castañeda Lossio es un farsante con buen marketing.