viernes, 4 de abril de 2008

¡ Liberen a Melissa Patiño !

No podemos ser indiferentes. De permitir que la escalada de acusaciones sin fundamento sirva para enviar a la cárcel a inocentes estaremos siendo cómplices del nacimiento de un régimen con peor entraña que el fujimorato.

Me he tomado mi tiempo para averiguar los antecedentes de la señorita Melissa Patiño. Amigos de ella que temen dar la cara me han hecho llegar información que he cruzado con afán porque no se puede acusar sin pruebas y condenar en base a infamias.

No puede ser que en nuestro país el tener conciencia social sirva para acusar a jóvenes inocentes que ni por asomo se asemejan a la conducta delictiva de lo que fue Sendero Luminoso. Es sabido que este gobierno tiene una necesidad enfermiza de buscar noticias distractivas que nos alejen de los problemas económicos y políticos. Pero ello no lo puede llevar a usar los mismos métodos de Fujimori y Montesinos que llevaron a tanta gente a la cárcel.

En Chile, dos jóvenes, un varón y una señorita, fueron fotografiados en el mismo campamento de las FARC con "Raúl Reyes" y esos jóvenes fueron entrevistados, fueron asediados por la prensa y el gobierno no hizo una cuestión de seguridad del Estado su participación en un evento en la selva de Ecuador. Ambos jóvenes pertenecen al Partido Comunista de Chile y allí no pasó nada porque no tiene que pasar nada. La diferencia es simplemente que en Chile se respetan los derechos humanos y la libertad de pensamiento.

La señorita Melissa Patiño no ha estado en la selva de Ecuador ni ha estado al lado de Raúl Reyes. Ha participado de un evento público donde no se ha hablado de guerrillas ni de sabotajes. Sus antecedentes personales no la llevarían a actuar así. No debe estar en la cárcel.

La juventud peruana debe tomar cartas en el asunto. No se puede permitir que se envíe a la cárcel a alguien sin mayores pruebas.

Los congresistas deben, asimismo, darle mayor importancia al asunto. No puede ser que asistan al nacimiento de una gigantesca represión sin respeto a las libertades civiles con tanta indiferencia.

Nuestro país no puede descender tanto. No podemos seguir siendo tan indiferentes ante el drama de aquellos que están detenidos sin tener culpa.

Reproduzco el artículo de César Hildebrandt sobre Melissa con el cual me identifico plenamente:


Melissa Patiño Hinostroza tiene 20 años y piensa que el mundo puede ser distinto. O sea que piensa que los pobres no tienen por qué ser eternos, que la neumonía no debería cundir en cada invierno de las callejuelas, que el doctor García podría ser menos ahijadito de Bush, Bush menos padrino de la mafia de Cheney, el dinero menos principal y la posibilidad de mirar las musarañas y no morir a manos de un microbusista, algo menos remoto de lo que es ahora.

En fin, Melissa Patiño tiene 20 años, estudia Administración de Empresas en San Marcos, escribe poesía, es miembro del grupo cultural “Círculo del sur”, trabaja en la producción del programa radial “Todas las voces” (Radio Stereo Villa 101.7) y, representando justamente al director de ese programa, acudió al segundo encuentro de la Coordinadora Continental Bolivariana, que se realizó a puertas abiertas en Quito, Ecuador, con delegaciones juveniles del país anfitrión más Venezuela, Uruguay, Brasil, Perú, Argentina y Cuba.

De regreso al Perú, Melissa tomó un ómnibus puesto a disposición por los organizadores del evento. Al cruzar la frontera, en Aguas Verdes, fue detenida por la policía política peruana, esposada, fotografiada, grabada por las cámaras solícitas de la televisión y exhibida en la prensa como “una de las terroristas que estuvieron en una reunión en Quito, donde se tramó cómo sabotear las cumbres de jefes de Estado que está preparando el Perú”.

Melissa Patiño no pertenece al MRTA ni simpatiza con ese grupo que, en efecto, confundió la rebeldía de los pueblos con el asesinato sectario. Tampoco, desde luego, tiene que ver con Sendero, la sucursal del difunto Khmer Rouge en el Perú. Es más, Melissa no tiene ejercicio partidario alguno y si en alguna juventud milita es en la suya, que apuesta por la cultura como agenciadora de mejores tiempos y en los recitales como pretexto para conocer a gente de palabra. Melissa no es una guerrillera pero tampoco cree que este sistema, que hiede a la legua, pertenece, como cree ahora el doctor García, a la esfera de lo sagrado. No, por supuesto.

Pero hay que ser tan obtuso como Alva Castro, tan brutalmente fascista como el jefe de esa policía que el Apra ha ensillado, para decir que en Quito, durante ­una cita tumultuosa de 800 personas, a tiro de cámaras de TV y periodistas de todo calibre, se complotó para arruinar de modo sangriento las cumbres que se llevarán a cabo en el Perú. Si así hubiese sido, el gobierno de Correa es el que habría tomado cartas en el asunto. No, general Octavio Salazar: que Alfaro viva, carajo, no tiene que ver en este ­asunto: en Quito hubo una reunión juvenil internacional donde se habló de la economía globalizada, del hambre también internacional, de las conjuras de Washington en relación a América Latina (a las que usted sirve sin saberlo), de las maquinarias represivas (de las que usted es emblema), de Bolívar y Martí (par de subversivos, oiga usted) y donde, en un momento dado, las FARC aprovecharon para lanzar un vídeo de Raúl Reyes, vídeo que resultó testamentario porque, días después, las fuerzas combinadas colombo-norteamericanas ­agujerearon su escondite invadiendo, precisamente, territorio del Ecuador, fíjese usted.

Decir que todos los que vieron un vídeo de Raúl Reyes están dispuestos a dinamitar los hoteles cinco estrellas de Lima cuando la Apec despliegue su agenda en Lima en medio de miles de policías encubiertos, eso es algo que sería sólo mostachudamente ridículo, como usted mi general, si Melissa Patiño no estuviese presa en Santa Mónica.

En la hipótesis negada de que Melissa tuviera alguna cercanía amistosa con gente que quiere hacer del MRTA un partido político, ¿qué diablos habría de punible en ­eso? Semanas después de su detención, la policía de los Alva Castro no ha mostrado una sola prueba que justifique la detención de Melissa o la de los otros seis peruanos detenidos en la frontera norte y tratados como si este fuera el reino del Chivo Trujillo.

Un puñado de escritores e intelectuales que no salen en los periódicos, que no quieren salir en los periódicos, hicieron un plantón pidiendo la libertad de Melissa Patiño. La policía que el Apra quiere ensuciar hasta donde sea posible, cargó contra los manifestantes y los aporreó. ¿Para esto nos liberamos de Fujimori, mientras Agustín Mantilla –esa mugre dizque de aprismo irrenunciable– recibía dinero de Montesinos en la salita del SIN?

Sorprende, además, el silencio de la “cultura oficial”. ¿Dónde están los que hubiesen puesto el grito en el cielo (legítimamente) si algo como lo de Melissa Patiño hubiese sucedido en la Venezuela de Chávez o en la Cuba de Castro? ¿Debajo de qué camas tiemblan o sobre qué camas se distraen los que deberían decir algo en relación a este periodo de intolerancia que el Apra, con la ­anuencia de la prensa fenicia, está imponiendo?

¿Qué quiere el doctor García? ¿Imitar a Haya en sus volúmenes, en su viudedad doctrinaria y en su amor por las alianzas oscuras, pero terminar pareciéndose a ­Odría en su entendimiento de la democracia? ¿Haya y ­Odría en una sola persona? ¿La Coalición Apra-Uno hecha carne?

¿Y qué está pasando con la prensa peruana? Aparte del parricidio fáctico perpetrado por Gustavo Mohme Seminario, ¿qué otra cosa tendremos que lamentar?

¡Liberen a Melissa, manga de abusivos!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cierto la reprecion a la juventud es una realidad que el partido aprista esta utilizando al igual que el gobierno fujimontesinista.
El 1° de abril del presente año piero bustos denuncio sobre un boicot ocurrido el 14 de marzo en el bar cultural yacana irrumpiendo unos recitales poeticos y llegando a agredir a la conductora de dichos recitales.
Esa misma noche se detuvieron decenas de jovenes en la cuadra 2 de jiron quilca y asi se vienen desatando mas injusticias contra los jovenes. ¿Dónde están nuestros derechos y nuestra libertad de expresión?
¿qué es lo que se propone este gobierno con todos estos actos?
¿a que le teme este gobierno?

Anónimo dijo...

Si efectivamente, hoy temprano habia leído el artículo de Cersar Hildebradt sumado a lo de tu post no podemos más que confirmar la ineptitud del Ministro del interior, pareciera ser que no existe inteligencia policial.
Es cierto que debemos estar alertas a cualquier acontecimiento subversivo pero no ser paranoicos y ver terroristas donde no lo hay.
Muy valido tu llamado a toda la juventud, ellos son los que deben confirmar la trayectoria y vida de la Sta. Patiño y luego si es posible salir a las calles.

Juan Sheput dijo...

El Ministro del Interior es cómplice o víctima de la mantillización del ministerio. Como denuncia el anónimo de las 20:04 el gobierno está usando armas represivas intolerables. De allí a la desaparición hay un paso. ¿Y los medios? Callados igual que cuando los hechos del Grupo Colina

Anónimo dijo...

Es cierto... todos los que conocen a Melissa y otras personas solidarias que se tomaron el tiempo de averiguar como Ud. con amigos cercanos, sobre ella... sabemos de su inocencia y de la injusticia que se esta viviendo... creo que todas estas autoridades deverian dejar de pensare esn sus inetres politocs y dejar de ser tan egoistas... parecen que no tuvieran hijas, hermanas o sobrinas... una joven inocente, tierna y sin ninguna maldad en su mente.. Melissa debe ser puesta en libertad inmendiatamente... este martirio debe parar, toda su familia, amigos y conocidos, compañeros de clase, etc... esperan a Melissa para que vuelva a poner la alegria, ternura, inocencia y amor que siempre deposito en nosotros....

Anónimo dijo...

MELISSA ¨LIBERTAD¨
PEGALO EN TU BLOG:

http://peru.indymedia.org/uploads/2008/04/libertadmelissa.jpg

richardqt dijo...

La campaña que han iniciado un grupo de intelectuales y artistas en pro de la liberacion de Melissa Patiño debe tambien analizarse desde otro punto de vista. Como se sabe Melissa es una joven poeta y estudiante de Administración que hace un mes fue detenida en Tumbes en compañía de ex subversivos, cuando retornaban al Peru despues de asistir a un congreso de la Coordinadora Continental Bolivariana en Quito (Ecuador). Ella jura que su viaje obedecio puramente al interes artístico y que es víctima de las circunstancias que se reuniera con militantes izquierdistas y ex convictos por terrorismo del MRTA. O sea, su sensibilidad artística la cegó y no vio nada malo en juntarse con los angelitos de la revolución bolivariana y de las FARC colombiana. ¿Tan ingenua o tonta fue para no darse cuenta que esa reunión tenía carácter eminentemente político y subversivo?. La CCB abiertamente proclama su apoyo a las FARC y otros grupos subversivos de la región. Que su congreso haya sido legal y transparente no le quita lo subversivo, pues los últimos acontecimientos han demostrado las simpatias y compromisos del actual gobierno ecuatoriano con el regimen de Hugo Chavez, socio de las FARC. Melissa Patiño basa su inocencia en la ingenuidad, ojalá lo sea, pero la DIRCOTE dice tener pruebas suficientes como para mantenerla detenida. El amor al arte no puede justificar el cegarse ante proyectos políticos totalitarios que se conducen abiertamente por el camino de la violencia. Sendero nos demostro que muchos chicos y chicas con gran interés en la poesía, en la danza y en las artes en general, tambien podian estar implicados hasta la medula en la violencia terrorista.

Web professional dijo...

Estimado Sheput:
Comprendo su enojo contra el Apra (yo tambien lo tengo) pero dejarse atrapar por el asunto melisa patiño....
Nadie al final acertó: la niña no es poeta, ni siquiera saber hablar en público y fue una viva que quiso pasear gratis por Ecuador. De otro lado, al margen de Garcia y el ministro del interior, se metió en cosas de adultos.

Digame usted, acaso piensa que la coordinadora bolivariana quiere el bien del pais y de america latina?

Me siento contento con el buen gobierno de Toledo y como a ud, me enoja que otro se lleve los laureles. Pero use su inteligencia para criticar al gobierno con mejores argumentos.

En el tema patiño simplemente resbalaron todos: el gobierno, que escogió un pesimo chivo expiatorio, los comunistas que inmolaron a una tonta chiquilla adolescente y los poetas que quedaron completamente en ridiculo.

Usted es intelectual, no se sume a esta estupida ola de adefesios.