lunes, 7 de abril de 2008

¿Retorno del chuponeo o cortina de humo?

Edwin Díaz, jefe del Servicio de Inteligencia en el primer gobierno de Alan García, recibió, según versiones de la época, el apodo de "Cucharita" por realizar espionaje telefónico.
El tal "Cucharita" Díaz luego se puso al servicio de Vladimiro Montesinos y según Caretas se encargaba de velar por el "sueño presidencial".
Ahora que sale a la luz un nuevo escándalo, el del chuponeo al periodista del diario El Comercio Juan Paredes Castro, es en realidad tragicómica la versión que el gobierno no tiene nada que ver. Esto me recuerda la también novelesca versión del fujimorato que los periodistas y políticos se chuponeaban sólos.
La Presidencia del Consejo de Ministros, esa que según Alvarez Rodrich, preparaba files contra periodistas molestosos, anuncia que el gobierno no tiene nada que ver en el asunto. Yo, en realidad, desconfío de esta versión tanto como certeza tengo en que este gobierno realiza prácticas de espionaje a los adversarios políticos y periodistas opositores.
Agustín Mantilla tiene en el Ministerio del Interior a muchos de sus amigotes. Obviamente las unidades de investigación callan ante este hecho evidente. Este sujeto, que recibió dinero de Montesinos, su amigo según propia declaración, también es amigo de "Cucharita" Díaz. Y Agustín Mantilla desde mi punto de vista es quién manda en el Ministerio del Interior. De allí que García no quiera sacar a Luis Alva Castro, pues sabe que el desconocimiento de éste en materia de Seguridad lo convierte en sujeto altamente manipulable por un individuo sin escrúpulos como Mantilla.
Se anuncia, con bombos y platillos, que el Gobierno, la Fiscalía y el Congreso investigarán la intervención telefónica. No se llegará a nada. Al igual que en los tiempos del primer gobierno de García y del Fujimorato, estos gobiernos corruptos harán lo imposible por ocultar la verdad de los hechos.
Lo único cierto a la fecha es que hay espionaje, hay inflación, hay muchísima corrupción e incompetencia. Y también silencio periodístico. Para el diario El Comercio la interceptación telefónica de su jefe de periodistas no es noticia de primera plana. A menos que esta sea una cortina de humo para ocultar el verdadero escándalo que involucra las altas esferas del gobierno: el incremento de la torta publicitaria a RBC Canal 11, incremento que se da desde que el hijo del Premier Jorge del Castillo, Miguel del Castillo, es uno de los flamantes asesores.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mientras tanto el APRA se apodera del canal del Estado:

Tres x cuatro cortitas a: Guillermo Giacosa

Guillermo Giacosa asegura que el canal del Estado canceló su programa Mapamundi porque simplemente en esa televisora "silencian a los que no piensan como ellos".



1¿Por qué TV Perú canceló su programa Mapamundi?
Me dijeron que por falta de dinero. Eso es un acto de persecución ideológica. Soy una persona 'antisistema' y ahí no permiten eso.

2¿Si siempre fue 'antisistema', por qué recién incomoda en el 7?
Hubo un cambio de autoridades y creo que vinieron para hacer los cambios necesarios. Uno era silenciar a las personas que no piensan como ellos.

3¿Le dijeron que no toque temas que molestaran al gobierno?
No. Pero en el canal, cuando había un programa que no les gustaba, curiosamente se presentaban fallas técnicas. Eso pasó un par de veces con mi programa. La cosa era asolapada.

4¿Cuándo le anunciaron que Mapamundi no iba más?
El 31 de marzo me dijeron que a partir de abril no iba más. Un día antes.

5¿Conversó con el presidente del directorio sobre lo sucedido?
Al señor Manrique (Carlos Manrique Negrón, presidente del directorio de TV Perú) no lo conozco. Lo que sí he visto son muchas caras nuevas, 'asesores'. Entonces yo digo: ¿cómo hay plata para tantos asesores y no hay plata para un programa barato? Creo que la idea es transformar el Canal 7 en un canal privado. Eso se dice, pero no sé si es verdad.

6Usted dijo que el canal 7 ya no es del Estado, sino del Gobierno...
Esa es la idea que me resulta repugnante. Fujimori, como tenía la prensa arreglada, no le importaba el canal. Entonces, uno trabajaba con libertad. En la época de Paniagua y de Toledo nadie se metió. Ahora, de golpe, lo transforman en el canal del gobierno e interrumpen la programación a cada rato.


7¿Está decepcionado del canal 7?
Hasta hace poco era una alternativa diferente. Ahora va a ser un desastre. Apunta al monopolio de las palabras y de las ideas. Ellos quieren que todos canten a coro.

8¿Ha dejado programas grabados aún sin transmitir?
Queda solo un programa grabado. En realidad, me estaban acorralando. Primero salía todos los días, luego dos veces por semana, luego una sola vez por una hora, después por media hora.

9¿Tocará la puerta de otro canal?
Nunca he presentado un proyecto a ningún canal. Si me llaman, voy, pero no creo que me llamen. Además, hoy todo es tan monocorde en la TV abierta. Todos dicen lo mismo. Pasas de la 'Chichi' (Valenzuela) a Rosa María (Palacios) y exactamente es el mismo discurso. No hay nada más empobrecedor intelectualmente que un discurso que se repite. Que nos dejen hablar a los que pensamos cosas distintas.

10¿Pero no cree que algún canal lo convoque?
Yo no soy muy convocable. Un 'broadcaster' una vez me dijo que yo era muy bueno, pero que era poco comercial. Y, digamos que para estar en señal abierta también tienes que tener cierta vocación por el escándalo, y yo no la tengo. Por ejemplo, Jaime Bayly, que es brillante, se ha prendido de Laura Bozzo para hacer 'rating'. Pero yo pregunto: ¿no es más interesante analizar por qué la gente va a humillarse a ese programa? Pero, claro, lo atractivo es hablar de Laura.

11¿Cuántos años trabajó en el canal del Estado?
Ingresé en el 89. He estado 20 años en ese canal, con ciertos intervalos. Me he ido varias veces. Pero con Mapamundi tuve ocho años continuos.

12¿Volvería al canal 7?
Si puedo trabajar con libertad, con derecho a supervisar que no haya fallas técnicas, volvería. No salgo ni con odio ni con rabia, pero me hubieran dicho que busque financiamiento y lo hacía. También me podían haber dicho que siga, aunque no me iban a pagar (risas). Es broma, no hubiera trabajado gratis. Es una barbaridad regalar tu trabajo.

http://www.peru21.com/p21impreso/Html/2008-04-06/imp2escenarios0876195.html

Pancho dijo...

Hola Juan. A mí también me resulta extraño que salga todo esto en plenos líos del gobierno (que también tomaría con pinzas viniendo la denuncia de un fujimorista como Raffo) pero lo que me resulta cómico y tengo que taparme la nariz cuando lo recuerdo, es que un señor como PAredes Castro se rasgue las vestiduras con el chuponeo ¿no fue su diario el que le hizo la comparsa a Fujimori todos los años de su gobierno? Vamos, seamos sinceros, su "afán democrático" a El Comercio le salió igual que a Ivcher, cuando les cayó la SUNAT encima y se pelearon con el fujimorismo porque le redujeron la torta de la publicidad, la misma que ahora reclaman se la están dando al canal del hijo de Del CAstillo.
Más nauseabundo aún es ver a Nicolás Lúcar, servidor de la dictadura decir que Umberto Jara es un operador del montesinismo. Es como decir que "Machito " Gómez le dice a "Kukin" Flores lo borracho y derogadicto que es... país dichoso este que olvida tan fácilmente y ahora convierte a PAredes Castro, Jara y Lúcar en "Bastiones" de la democracia...

Anónimo dijo...

Si está Juan Paredes Castro de por medio de hecho que hay un salvavidas al gobierno. No hay personaje más adulón que este pobre hombre. Dicen que lo ha llamado Alan García y el tal Del Castillo, que risa. El Comercio y Perú 21 no dicen nada de la falta de libertad de expresión en el Perú.

Anónimo dijo...

Basta mirar los noticieros en la mañana como esos "periodistas" dan titulares del Trome, El Popular, La Razon,.., el tope que llegan es el diario Correo. El canal que antes era objetivo y plural, ahora es medio de difusión del aprismo...

Orlando dijo...

Yo no miro canal 7 porque es una vergüenza para todods nosotros que todo por lo que luchamos, que nos robó Fujimori haya vuelto y estamos como si nada. El canal 7 sobonea y cubre a los corruptos del gobierno aprista y tiene a adulones rentados como el "periodista" César Campos que ha logrado por sus contactos que la torta publicitaria del Expreso, ese diario mediocre y mafioso, se eleve a niveles corruptos.