sábado, 26 de enero de 2008

¿Existe Educación Pública en el Perú?

Desde que Alberto Fujimori diera las malhadadas leyes que favorecían la educación universitaria privada para que puedan funcionar cual sociedades anónimas, ningún gobierno ha hecho nada por mejorar la situación de la educación universitaria pública en nuestro país. El deterioro cada día es mayor, pareciera que se busca su colapso a propósito, al ritmo de poderosos lobbies que lo que buscan es que los desesperados estudiantes del sector público muden, para "no perder el tiempo", a las innumerables universidades privadas, esas que nunca hacen huelga y que tienen dinero, mucho dinero.

Uno de los argumentos que se está utilizando en la actualidad para buscar que los jóvenes de las universidades estatales se cambien a las privadas, es que ya no existe educación gratuita. Eso es una realidad en parte.
Las actuales leyes, la complicidad de pésimos congresistas y el silencio de la sociedad civil y de los medios de comunicación callan ante verdaderos filtros, que permean el ingreso de estudiantes con mayores recursos económicos y que se han instalado en las universidades públicas. Estos filtros que favorecen el ingreso de estudiantes "con plata" son las famosas "PRE" que existen en la Universidad Nacional de Ingeniería, en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en la Universidad Nacional Federico Villarreal, en la Universidad Agraria La Molina, entre otras. Compre usted el folleto del examen de ingreso, del examen de admisión de la UNI, de la UNMSM, de la UNFV o de la UNALM y verá el abierto favoritismo a los alumnos de la "PRE".
Si un alumno no está en la PRE, disminuyen sus posibilidades de estudiar en la universidad. A pesar que siempre existe la posibilidad de dar un examen de admisión, todo está preparado para que el alumno de la "PRE" tenga mayores opciones de ingresar a la Universidad Nacional, sea cual sea.
Pero resulta que las "PRE" cuestan y cuestan relativamente mucho. Un curso de verano oscila entre 1,800 y 3,000 soles el trimestre, es decir entre 700 y 1,000 soles por mes, lo cual es una cantidad abismal para un estudiante sin recursos. Si no tiene plata, no puede entrar a la PRE y si no puede entrar a la PRE sus posibilidades de ingresar disminuyen.
Pero los padres piensan :" Si tengo que pagar para que ingrese y luego según el colegio una mensualidad, mejor hago un esfuerzo, pago "un poquito" más y lo meto a una universidad privada, esas con nombres de santitos, con lindos folletitos donde los jovencitos salen de frente a trabajar con carro, terno y corbatita y linda esposa y todo". Y se cerró el circulo, las universidades privadas, esa que se hacen llamar harvartintin, se llenan de incautos que no pudieron ingresar a la universidad pública.
Por eso sostengo que la Universidad Pública agoniza. Agoniza en el sentido que Miguel de Unanumo le da al término, es decir de lucha. Y agoniza porque no existen adecuadas políticas públicas que potencien la construcción de capital humano a partir de la mejora de la Universidad Pública. Los políticos, que discuten sobre Tula Benitez o sobre la selección de fútbol, son incapaces de enfrentar con coraje al lobbie de las universidades privadas y mejorar de una vez por todas el sistema nacional de educación superior en el país.
Soy consciente que el tema es muy complejo y que no se puede agotar en una reflexión en un post. Pero en todo caso seguiré tratando el tema por considerarlo de gran interés y necesidad para nuestro país.

2 comentarios:

Julio facultad de economía dijo...

Excelente post Juan Sheput, espero que no te quedes en la promesa y que se hagan nuevos análisis sobre el tema. En San Marcos todo nos cobran y los profesores cada vez son peores.

Anónimo dijo...

que se puede hacer para evitar las pres, que hiso por ejemplo Toledo para sacarlas, eso nomás.