viernes, 8 de febrero de 2008

Benazir Bhutto no murió de un disparo sino de un golpe

Quisiera enlazar esta noticia con los avances de las técnicas informáticas ligadas a lo forense. Ingenieros informáticos de Scotland Yard, la legendaria policía de investigación británica, especializados en tecnologías de la información han determinado, luego de varias simulaciones, que lo que mató a Benazir Bhutto no fueron las balas que disparó el asesino (tres proyectiles) sino la bomba que el mismo sujeto detonó.
Se han realizado simulaciones con un nivel de aproximación a la realidad del 99,99%. A partir de audios, fotos, vídeos la computadora ha "construído" la realidad que vivió en el momento que se produjo su asesinato. Benazir Bhutto si llegó a escuchar el sonido de los disparos. Como sa sabe la velocidad del proyectil, de la bala, es mayor que la velocidad del sonido. Por tanto si las balas hubieran dado en el blanco ella no habría escuchado el sonido de los balazos y mucho menos el de la explosión.
Como las balas no dieron en el blanco, sólo una de ellas rozó su pañuelo, pues se lo sacó, Benazir Bhutto reaccionó intentanto protegerse dentro del auto. Llegó a ingresar al auto. Entonces la bomba explotó y la onda expansiva arrojó a Benazir Bhutto contra el techo del auto. Eso la mató. El choque con el techo le produjo una fractura mortal en el cráneo.
Las tecnologías de la información, meses después, nos han dado el resultado final de la forma lamentable como murió la lideresa pakistaní Benazir Bhutto.

Technorati Tags: , , ,

3 comentarios:

Carlitos dijo...

Ahora cuentame una de caperucita.

SaiwaAwatiri dijo...

Tu crees todo lo que lees?????
Por favor no seas iluso.

Juan Sheput dijo...

No es ilusión sino un ejercicio de la lógica. Tres disparos, y que no se note el impacto en ninguno de los vídeos (recuerden el de Kennedy a mayor distancia y como "volaban los sesos" a decir del FBI) da margen a que esta noticia sea cierta. Y si no lo es pues bienvenido el debate. Igual se especula con todos los magnicidios hasta la fecha.