jueves, 13 de marzo de 2008

El peor Congreso de todos los tiempos


Las bancadas representantes de los dos gobiernos más corruptos de nuestra historia, el aprista y el fujimontesinista, evitaron el desafuero de la congresista Tula Benítez. Para nadie es un secreto de los grandes indicios de corrupción que hay en este gobierno, los cuáles por extrañas alianzas no se investigan.
A pedido de Mauricio Mulder la sesión fue reservada. Es decir se preparó el escenario para apañar la corrupción.
Esta es el APRA. No ha cambiado.
El APRA siempre ha hecho del Congreso el escenario desde el cual sustenta su forma de hacer política basado en el chantaje, el intercambio de favores con presuntos corruptos y la defensa de intereses de turno. El Congreso está devaluado en gran parte por el APRA, en gran parte por el fujimontesinismo.

El primer gobierno de García dinamitó el poco prestigio que tenía la política y nos trajo a un sujeto como Alberto Fujimori.
Este segundo gobierno también está devaluando dramáticamente a la política. Nos preguntamos ¿a quién nos traerá este nuevo desastre?
No hay nada, políticamente hablando, que desprestigie más que ser actualmente congresista. No es una exageración asegurar que es una verguenza pertenecer a un Congreso del nivel moral, intelectual y político como el actual.
Puede que horas más tarde den marcha atrás. Pero llevados por la presión de la opinión pública manifestada en blogs y en algunos medios de comunicación. Pero ya será muy tarde. El desprestigio y las ganas de engañar son una realidad.
La columna de Augusto Alvarez Rodrich se titula "Esta es el APRA ¿Qué les parece?"

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Peru21 tiene intereses en que se condene a Tula Benites. Un periodista de ese diario, cuyo nombre ni quiero acordarme, hizo una investigación chapucera, primariosa y malintencionada, al mismo estilo Valenzuela, del presunto caso de Tula Benites. A juicio de Hildebrandt, quien fue el único que le permitió a la Benitez presentar su defensa en entrevista oportuna por radio San Borja, la congresista fue víctima de la angurria de un medio, Perú21, y de un periodista chapucero, que, por medios vedados, pretendió crucificar a Tula. Hildebrandt lo demostró y yo le creo a Hildebrandt. A Rodrich, no le creo nada, pues no da la talla, ni profesional ni moral para fungir de acusador de la nación. Los demás periodistas que le siguen el juego a Rodrich, son, por decirlo suavemente, unos incautos cero-pensantes. Por deducción, por lo tanto, podrá saber qué me parece su post de hoy. No defiendo a Tula, menos al APRA y su lacra; sólo defiendo la justicia y aborrezco el abuso, que a todas luces, Peru21, Rodrich y su periodista papanatas quisieron hacer con la Benitez.

Anónimo dijo...

Si el primer gobierno de Garcia nos trájo a Fujimori el segundo nos traera a Humala, tenlo por seguro. Dios nos coja confesados.
Es lamentable pero cierto, tenemos los gobernantes que nos merecemos.
Nuestro país no tiene electorado sino electarado (Mareategui, creo que le corresponde la frase).
y ahora que dira dicho sea de paso nuestro buen amigo y asesor de Garcia Aldito, sera crítico y aspero como con Toledo.

Anónimo dijo...

Alan García resultó el peor de todos los males. yo no le tendría miedo a Humala. García le tiene miedo a Humala porque lo meterían preso como corresponde. la idea es jamás de los jamaces volver a votar por los apristas. Yo por edad no vivi completo el primer gobierno de alan pero con lo que veo en la actualidad basta y sobra, rateros, corruptos, coimeros, incapaces.

Anónimo dijo...

Humala no inspira miedo sino desconfianza por su cercanía a Chavez y por su carencia de valores políticos, ya que un presidente tiene que ser un estadista. Seguro que meteria preso a Garcia y todos los que le signifiquen oposición, tendriamos un régimen igual al de Venezuela en donde todo lo que tenga procedencia e influencia Americana seria considerado negativo, y no es que los americanos sean la panacea sino que un pais no debe ser restrictivo.
Esperemos que el panorama político para el 2011 nos presente candidatos que tengan programa y puedan desarrollar un gobierno positivo para el país y que no se repita la triste historia de elegir al menos malo.

Anónimo dijo...

Humala no inspira miedo sino desconfianza por su cercanía a Chavez y por su carencia de valores políticos, ya que un presidente tiene que ser un estadista. Seguro que meteria preso a Garcia y todos los que le signifiquen oposición, tendriamos un régimen igual al de Venezuela en donde todo lo que tenga procedencia e influencia Americana seria considerado negativo, y no es que los americanos sean la panacea sino que un pais no debe ser restrictivo.
Esperemos que el panorama político para el 2011 nos presente candidatos que tengan programa y puedan desarrollar un gobierno positivo para el país y que no se repita la triste historia de elegir al menos malo.

jorgejhms dijo...

Constantemente escucho a personas hablar de Humala como autoritario, poco demócrata, que sería un dictador, etc. Pero vayamos a los hechos: perdió una elección por un estrecho margen y aceptó, como buen demócrata el resultado. Nada le costaba hacer como Lopes Obrador en México y acusar de que las elecciones habían sido amañadas y armar una protesta que durara meses. Por otra parte, le metieron un juicio por Derechos Humanos, y a diferencia de otros, no huyó del país ni se refugió en nacionalidades extrangeras sino se encuentra en Lima con movilidad controlada (tiene que ir semanalmente al juzgado a firmar) enfrentando el juicio.
Creo que a Humala se le pinta como algo que no es. Es radical es cierto, sus posiciones se salen dentro del espectro político al que estamos acostumbrados. Pero creo que por varias de estas razones se merece al menos el beneficio de la duda. Yo tampoco confiaba en él, pero ahora me pongo a pensar en cuanto de el temor que existe con Humala no fue exagerado por los medios! Saludos!

Anónimo dijo...

Nuestro panorama político en cada proceso electoral por decirlo menos es mediocre seria lamentable que también incluyera gente que no acepte y respete los resultados electorales.
El tema no es si Humala es radical o no.
El tema es que necesitamos un presidente estadista que conosca el Perú que pueda elaborar un plan de gobierno y desarrollarlo que pueda convocar un equipo de ministros de primer nivel y que no los tenga solo de secretarios.

il maistro dijo...

Lo del peor congreso de la historia creo que todavia se lo llea de lejos el de Toledo, gobierno en el que participò Sheput. Este congreso esta que se acerca al título. Bueno, el de fujimori también fue una porquería. Bueno, no podemos reprocharles a los congresistas falta de competitividad, siempre compiten por participar en el congreso más malo de todos los tiempos.

Juan Sheput dijo...

Discrepo cordialmente con la posición de il maistro. Este Congreso es incapaz de conformar una oposición, ni siquiera tiene agenda legislativa y no ha impulsado ni una sola buena ley. Los congresos se miden colectivamente y hay más de un ciudadano en este Congreso que merece una crítica más destructiva que la que le practicaron al Congreso anterior.
Por otro lado estoy muy orgullosos de haber participado en el Gobierno de Alejandro Toledo. las razones, por cuestiones de objetividad, no me corresponde plantearlas.