miércoles, 2 de abril de 2008

Luis Castañeda Lossio y el caos que impera en la ciudad

Supongamos que usted tiene planes para pintar el interior de su casa. No cometería la locura de pintar todas las habitaciones al mismo tiempo. El caos sería espantoso. No tendría como desplazarse ni adonde trasladar los muebles. Si son 4 los miembros de la familia, convivir con el desorden y las faenas de los pintores sería insoportable.
Ahora piense en una ciudad de 9 millones de habitantes con una cantidad cercana, según unos, superior, según otros, al millón de vehículos en circulación. En esa ciudad, un individuo, abogado y alcalde para más señas, decide hacer "obras" en toda la ciudad. Pero comete un "pequeño" error: no planificar. No interesa. Goza del apoyo de otro ciudadano, presidente y abogado además, a quién tampoco le interesa planificar sino figurar y, sobre todo, aparentar.
Entonces empiezan las obras tanto por aquí como por allá. La Avenida Arequipa es una de las vías principales para acceder al centro de la ciudad. Se cierra en varios tramos. La alternativa es otra avenida, Petit Thouars, pero también se cierra. Nos queda la Vía Expresa, que no se cierra, pero se angosta.¿El resultado? Caos vehicular.
Nos trasladamos al Norte de Lima y la Panamericana Norte sufre por "obras" sencillas pero aparatosas, que nunca terminan de construirse. Los conductores pierden miles de horas hombra al año, lo cual, cuantificado, es una pérdida de rentabilidad y productividad.
Nos vamos al Oeste, rumbo al Callao. El afán de figurar del alcalde lo obliga a hacer dos obras a la vez, cierra las avenidas Colonial y Universitaria ahogando el tránsito en la zona de la Universidad de San Marcos y zonas aledañas. Es imposible entrar allí. Y las obras siguen, más pequeñas en los distritos, porque hay que hermosear la ciudad para la APEC, y para ello se esperó, cómo no, el último momento sin planificar.
No es primera vez que el alcalde de Lima Castañeda Lossio hace esto. Recuerden la rampa de salida a la Av. México y Manco Cápac desde la Vía Expresa. Se demoró dos años para una obra tan simple, por la única razón que el señor alcalde quería inaugurarla a un mes de las elecciones del 2006. Nadie le dijo nada. Los letreros de "Gracias por Dejarnos Trabajar" habían inmovilizado la crítica en la ciudad.
Lima no está mejor que antes. Se ha perdido en calidad de vida y el tránsito es un caos. Como el señor alcalde piensa única y exclusivamente en su próxima candidatura no quiere poner en orden a prostitutas, niños que trabajan, pandilleros, taximotos, combis, custers y taxis que invaden la ciudad. Nos hemos deteriorado como ciudadanos al ritmo de "Gracias por Dejarnos Trabajar". Encima el Alcalde Castañeda no hace nada por los acantilados con vista al mar, permitiendo el desorden en la Costa Verde en la cual alcaldes corruptos se unen a regidores limeños también corruptos para entregar las playas barranquinas, patrimonio urbano de la ciudad a sujetos sin escrúpulos que se apropian de aquello que nos pertenece a todos.
Coincido con el profesor Reyna cuando dice en un artículo que el señor Castañeda no habla no por estrategia sino porque no sabe qué hablar.
Lima es un CAOS, es una verdad indiscutible, por falta de previsión y planificación y también graves indicios de corrupción.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Fdisk2k said:

Lo que sucede que Castañeda y los demás "otorongos" viajan con escolta, resguardo y demás gorilas...

Ellos "no" tienen problemas de tráfico... ellos viajan en cómodos autos de lujo con chofer y aire acondicionado...no se envenenan como lo hacemos los de a pie... no escuchan las letanías de los vendedores que suben a vender cuanta chuchería pueden a los buses...de castigo a estos otorongos los obligaría a viajar a sus trabajos y domicilios en combi, bus y colectivo a ver cuánto aguantan... les apuesto un millón de euros (por que los dólares ya no valen) que estos burócratas arreglan en caos del transporte en menos de 1 mes...

Así de sencillo.

Anónimo dijo...

Cada vez que voy al centro de Lima no me explico como este incompetente tiene 80% de aprobación o es que el electarado está en Lima ahogado por el smog. El día que se destape la olla de corrupción del municipio de Lima Castañeda va a desear estar en Francia.

Anónimo dijo...

No cabe duda de que Lima necesita de cambios urgentes pero planificados.
Hasta donde sé la mayoria del personal de confianza del municipio capitalino son los mismos que empezarón con Castañeda en Emape, Essalud, Caja del Pescador.
Contaran estos señores con la suficiente experiencia y conocimiento para manejar proyectos que modernicen Lima.
Ya se cayo el contrato de las Revisiones Técnicas, es muy probable que el próximo alcalde pagué la indemninización a la empresa Española con el dinero de todos los Peruanos, la razón es sencilla mal hecho el estudio, parece ser que carece de todo sentido y calculo elemental, dice el representante de la empresa que en el estudio previo figuraba una frecuencia de 20,000 vehículos, cuando lo real sobrepasa los 60,000 vehículos, por eso las tremendas colas, entre 8 y 12 horas se perdió para pasar la revisión.
En estos dias he pasado por la vía expresa más de dos veces al dia, el inicio es verdaderamente alarmante, los carriles estan bién estrechos, la verdad no puedo imaginarme que tipo de unidades podrán circular por las vias nuevas, esto ya no es una via expresa ni mucho menos con carriles de mediana velocidad (80 KPH).
Esto demuestra claramente que no hay capacidad para manejar proyectos de ésta envergadura, el silencio del alcalde no es estrategia política sino más bién miedo a no tener nada que decir con suficiente criterio para sustentar los proyectos, ademas Sr. alcalde no es tan dificil porque no le da una miradita a nuestros vecinos de Colombia.
Es hora de que el Colegio de Ingenieros y de Arquitectos se pronuncien ante la viabilidad de las obras, no esperemos a que esto ya no tenga solución y que las toneladas de concreto inunden Lima.

Anónimo dijo...

No cabe duda de que Lima necesita de cambios urgentes pero planificados.
Hasta donde sé la mayoria del personal de confianza del municipio capitalino son los mismos que empezaron con Castañeda en Emape, Essalud, Caja del Pescador.
Contarán estos señores con la suficiente experiencia y conocimiento para manejar proyectos que modernice Lima.
Ya se cayo el contrato de las Revisiones Técnicas, es muy probable que el próximo alcalde pagué la indemninización a la empresa Española con el dinero de todos los Peruanos, la razón es sencilla mal hecho el estudio, parece ser que carece de todo sentido y cálculo elemental, dice el representante de la empresa Española que en el estudio previo figuraba una frecuencia de 20,000 vehículos, cuando lo real sobrepasa los 60,000 vehículos, por eso, las tremendas colas, entre 8 y 12 horas se perdió para pasar la revisión.
En estos días he pasado por la vía expresa más de dos veces por día, el inicio es verdaderamente alarmante, los carriles están bien estrechos, la verdad no puedo imaginarme que tipo de unidades podrán circular por las vías nuevas, esto ya no es una vía expresa ni mucho menos con carriles de mediana velocidad (80 KPH).
Esto demuestra claramente que no hay capacidad para majar proyectos de ésta envergadura, el silencio del alcalde no es estrategia política sino más bien miedo a no tener nada que decir con suficiente criterio para sustentar los proyectos, además Sr. alcalde no es tan difícil porque no le da una miradita a nuestros vecinos de Colombia.
Es hora de que el Colegio de Ingenieros y de Arquitectos se pronuncien ante la viabilidad de las obras, no esperemos a que esto ya no tenga solución y que las toneladas de concreto inunden Lima.

Anónimo dijo...

Todos los ciudadanos que transitamos en la ciudad de Lima vemos y nos damos cuenta que todo es un caos además de las múltiples obras viales sin planificar, el alcalde de Lima por “trabajar mucho” comete “equivocaciones de buena fe”, como la semaforización de la Av. Canadá (falsificaron una carta a la Empresa TEC para sacarla de la licitación); Piletas del Parque de la Reserva (al final ninguna empresa ha querido auspiciarlas); Caducidad del contrato de las revisiones técnicas vehículares; anulación de la licitación de Metropolitano de la vía expresa; hasta la fecha se desconoce la sanción (si existe) a su brazo derecho Walter Menchola por haber utilizado sin autorización las camionetas de EMAPE; etc, etc, etc.

La pregunta sería ¿Porqué se empeñan las encuestadoras en favorecerlo con un alto índice de aprobación?; ¿estarán encuestando solo a sus partidarios y los que se “benefician” con tantas obras sin planificación?

Sin embargo también hay que reconocer que lamentablemente todo lo que hace nuestro alcalde de la ciudad, es porque no existe una oposición política y/o por conveniencia prefieren mirar al costado.

Sultán de Omán dijo...

"No quiero hombres rutina, quiero hombres de acción"

El dicho anterior lo pueden ver en varios letreros ubicado dentro del Hospital de la Solidaridad de La Merced - Comas.
Sin embargo este alcalde creo que es lo que no quiere que sean los demás, un HOMBRE RUTINA, que hace sus obras al caballazo, se esconde como una avestruz y despuès cuando aparece canta su letanía "Gracias por dejarnos trabajar".
Vi alguna vez a Andrade subir a un micro, y a Frejolito subir todavía a un vetusto microbus OM de la linea 10, la legendaria "Av. Ejército Cementerio", si bien es un acto un tanto demagógico, demostraba que al menos conocían la problemática del transporte. Castañeda sería incapaz de subirse siquiera a un omnibus chino o a uno de la 73, entonces no sabe lo que pasamos los habitantes de esta ciudad que ahora no con taxi podemos solucionar el problema del caos vehicular que ha creado.